«

»

El verbo

El verbo es una categoría gramatical de palabra (tal como los sustantivos o adjetivos) que, en general, se relacionan con una acción. Correr, dormir, mirar, son verbos.

Los verbos se conforman por dos morfemas básicamente: un morfema base al que llamamos raíz y un morfema flexivo al que llamamos terminación. El verbo se inicia con la raíz, siendo este el morfema que se mantiene en todas las conjugaciones de un mismo verbo (siempre que el verbo sea regular). Finaliza con la terminación, que es la parte que se va modificando en las distintas conjugaciones. Por ejemplo, en “cantan”, “cant” es la raíz; pues es el morfema que se mantiene en sus distintas conjugaciones:

cant-o

cant-as

cant-a

cant-amos

cant-ais

cant-an

Hay tres terminaciones que indican que el verbo no está conjugado. Si el verbo termina en “ar”, “er” o “ir” le llamamos infinitivo. Cuando su terminación es “ado” o “ido” se trata de un participio. Se llama gerundio al verbo cuya terminación sea “ando” o “iendo”. Los infinitivos, participios y gerundios son verbos no conjugados.

Decimos que un verbo está conjugado cuando su terminación indica una persona (alguien o algo que realiza la acción), un número (si la acción la realiza solamente uno o varios), un tiempo (cuándo se realiza la acción) y un modo (la manera en que la acción es concebida).

La persona verbal

Es el morfema flexivo que señala quién hace la acción del verbo. Las personas gramaticales son: 1ª persona, 2ª persona y  3ª persona.

Un verbo está conjugado en 1ª persona cuando la acción la realiza el emisor, que es el primero en participar de la comunicación. Nos podemos referir a él con los pronombres “yo” o “nosotros/as”, dependiendo del número (singular o plural).

Cuando nos referimos a la persona en que está conjugado el verbo, estamos hablando de personas gramaticales y no de seres de carne y hueso. Por ejemplo, si en una fábula una silla dice “me rompí”, el verbo “rompí” está conjugado en 1ªpersona, le podemos agregar el pronombre “yo”, pero no se refiere a una persona real sino a un objeto, en el ejemplo, a una silla.

Un verbo está conjugado en 2ª persona cuando la acción la realiza el receptor. Nos podemos referir a él con los pronombres “tú” o “vosotros/as”, dependiendo del número. En nuestro país, por la variedad lingüística que utilizamos, en lugar de “vosotros” solemos utilizar “ustedes”; y dependiendo de cuál es la relación que establezca el emisor con su receptor, en lugar de “tù” puede utilizar “usted” o “vos”.

Un verbo está conjugado en 3ª persona cuando la acción la realiza el referente, es decir, el tema, cosa o persona de la cual hablamos. Nos podemos referir a él con los pronombres “el/ella” o “nosotros/as”, dependiendo del número.

El número

Los verbos conjugados tienen morfema flexivo de número, con el cual nos informan si la acción la hace solamente una persona o cosa; o si quienes la realizan son varios. En el primer caso el número es singular, y en el segundo es plural.

Sin embargo, hay que tener cuidado al identificar el número de algunos sujetos. Por ejemplo en “Todo el mundo está feliz”, aunque sepamos que “todo el mundo” involucra muchas personas, el verbo se conjuga en singular, pues es “todo el mundo” y no “todos los mundos”, en cuyo caso se conjugaría en plural.

Tanto la persona como el número son morfemas referidos al sujeto que hace la acción, por lo cual conforman conjuntamente el sujeto gramatical. El sujeto gramatical es la persona y el número en que está conjugado el verbo.

El tiempo

El tiempo es un morfema flexivo que solamente es señalado por el verbo conjugado, indicando en qué momento se realiza la acción.

Cuando la acción se realiza ahora, en el momento de la enunciación (en que digo o escribo), el verbo está conjugado en presente. Cuando la acción se realizará después del momento de la enunciación, el verbo está conjugado en futuro. Cuando la acción se realizó antes de dicho momento, el tiempo será alguno de los pretéritos.

Pretérito es el nombre que llevan los verbos que refieren a acciones pasadas. Hay distintos tipos como el pretérito perfecto simple o el pretérito imperfecto.

El modo

El modo es otro de los morfemas flexivos que solamente posee el verbo conjugado. Nos indica de qué manera es considerada la acción. Si se la toma como algo real, que efectivamente ocurre, el modo será indicativo. Si se la considera una posibilidad o un deseo del que no estamos seguros si se cumplirá, el modo se llama subjuntivo. Si la acción consiste en una orden, el modo será imperativo.

Te dejo algunos ejercicios para que practiques.

Fueron extraídos de http://www.xtec.es/~jgenover/morfo.htm

Completar textos con los verbos que faltan (4) Conjugar verbos en unos textos (4)

Acerca del autor

Prof. Jennifer Silva De Marco

Profesora en Lengua y Literatura, egresada del Centro Regional de Profesores del Sur en el año 2004. Docente efectiva en la asignatura Idioma Español, que se desempeña en el Consejo de Educación Secundaria y el Consejo de Educación Técnico-Profesional. Asistente Disciplinar de Lengua y Literatura en el Centro Ceibal. Estudiante avanzado de Psicología en la Universidad de la República.

2 comentarios

  1. numitad

    Hola que tal, tengo algunas dificuldades en encontrar ejercicios mixtos de tiempos verbales. los necesito para los exámenes finales

    1. Prof. Jennifer Silva De Marco

      Prueba en este sitio, a ver si te sirve para lo que necesitas: http://www.materialesdelengua.org/WEB/hotpotatoes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>